Cujo

Cujo

$0.00

Debe quedar meridianamente claro: durante toda su vida –hasta que pasó lo que pasó- Cujo fue un buen perro, un San Bernardo grandote, pacífico, juguetón, amante de los niños. Realmente pensaba como un perro bueno y feliz. Feliz hasta que le sucedió algo;

SKU: 5569 Categoría:

Debe quedar meridianamente claro: durante toda su vida –hasta que pasó lo que pasó- Cujo fue un buen perro, un San Bernardo grandote, pacífico, juguetón, amante de los niños. Realmente pensaba como un perro bueno y feliz. Feliz hasta que le sucedió algo; uno de esos desatinos de la realidad que mueven a pensar que ésta no es ciega, sino brutalmente injusta. Y el cerebro de perro de Cujo se cubrió de una de esas oscuridades que se alimentan de la sangre. Ahora se ha convertido en un perro asesino; doblemente cruel por cuanto la gente no conoce su mutación, aún le ve en su anterior bondad. Heraldo de un pequeño apocalipsis, Cujo arroja sobre un pueblo modélico un huracán de pánico y muerte.

Related Products