Destino desconocido

Destino desconocido

$0.00

El hombre tras el escritorio corrió el pisapapeles de cristal unos cuatro centímetros a la derecha. Su rostro pensativo no denotaba expresión alguna, y era muy pálido, como corresponde a quien vive la mayor parte del día bajo la luz artificial. Este hombr

SKU: 5620 Categoría:

El hombre tras el escritorio corrió el pisapapeles de cristal unos cuatro centímetros a la derecha. Su rostro pensativo no denotaba expresión alguna, y era muy pálido, como corresponde a quien vive la mayor parte del día bajo la luz artificial. Este hombre, como pueden comprender, era un hombre de interiores… de mesas de despacho y de ficheros. El hecho que para llegar a su oficina hubiera de atravesar varios intrincados corredores subterráneos era en cierto modo comprensible. Sería difícil precisar su edad. No parecía viejo… ni joven. Su cara era fina y sin arrugas, y sus ojos reflejaban un gran cansancio. (…)

Related Products