El caso del gatito imprudente

El caso del gatito imprudente

$0.00

Los ojos del gatito, moviéndose de un lado a otro, seguían la danza de la pelotita de papel que Helen Kendal balanceaba sobre el brazo del sillón. Sus ojos amarillentos eran la causa de que hubiera sido bautizado con el nombre de Ojos Ambarinos. (…) El

SKU: 5477 Categoría:

Los ojos del gatito, moviéndose de un lado a otro, seguían la danza de la pelotita de papel que Helen Kendal balanceaba sobre el brazo del sillón. Sus ojos amarillentos eran la causa de que hubiera sido bautizado con el nombre de Ojos Ambarinos. (…) El día que comienza este relato, su memoria había dado un salto atrás, para retornar a la época en que tenía 10 años de edad. Veía sobre el tejado a otro gatito, gris y blanco. Era tanta la altura a que se encontraba que temía descender. Un hombre de elevada estatura y ojos grises y bondadosos trajo una larga escalera y, encaramado con apuro sobre el último escalón, instaba al gatito para que se acercara a su mano. ¡El tío Franklin! (…)

Related Products